¿Para qué sirve un coach nutricional?

¿Para qué sirve un coach nutricional?

Sin duda alguna que los retos de la salud en el siglo XXI son mayores, sobre todo cuando se trata de establecer un régimen alimenticio sano que nos ayude a mejorar el bienestar y prolongar la vida por mucho tiempo.

Un coach nutricional nos puede ayudar a llevar una buena alimentación

Si el hombre no puede vivir sin agua y oxígeno tampoco lo puede hacer sin la comida, sin embargo y aunque existen millones de personas que padecen de hambruna, el problema a veces no es necesariamente la falta de comida, sino el consumo de los alimentos inadecuados y de hábitos plenamente nocivos para la salud.

Un coach nutricional nos puede ayudar a llevar una buena alimentación

Este descontrol excesivo ha llevado a la proliferación de enfermedades crónicas que se generan producto de la mala alimentación como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Para eso y adicional a los especialistas  tradicionales en nutrición, ha surgido la figura del coach nutricional como un profesional capacitado para transformar los hábitos alimenticios y entrenar a los individuos a mejorar su alimentación con base en los principios de la responsabilidad y el cambio programado.

El buen papel desarrollado en algunas zonas del país, como es el caso de un nutricionista barcelona, han permitido que esta profesión prospere de forma adecuada.

¿Qué es el coaching nutricional?

Aunque a veces el término coaching nutricional puede ser confuso y confundirse con un tratamiento nutricional o dieta convencional, existen diferencias marcadas ya que mientras el doctor dietista es el que hace  la valoración y marca las pautas nutricionales adecuadas, el coach nutricional coadyuva a que esas pautas se cumplan y se ejecuten de forma eficaz.

Qué es el coaching nutricional

Cabe destacar que el diseño de la prescripción dietética es exclusividad del doctor dietista así que debes tener cuidado con aquellos que se hacen llamar coaches y realizan este tipo de trabajo ya que no es su función, en cambio, el coaching nutricional trabaja con la ejecución de actividades para vencer obstáculos y obtener una actitud correcta con el fin de realizar un cambio radical en la alimentación para modificar su estilo vida.

Y es que cuando se habla de estilo de vida, nos referimos a que el factor nutricional debe estar incluido en todo lo que hacemos, ser parte fundamental para que el cambio se note en todos los aspectos.

La búsqueda de un coaching nutricional comienza cuando tenemos una mala relación con la comida y no somos capaces de poner control sobre nuestras emociones, lo que nos resulta muy difícil al momento de obedecer  un plan nutricional o de actividad física que nos ayude a conseguir la figura que deseamos y a mantener el peso ideal. 

Además, es importante consultar a otros expertos sobre todo en aspectos de la piel. Ya que nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos.

Desde el momento que el paciente inicia la dieta diseñada por un médico nutricionista de acuerdo a sus necesidades, entra el coach nutricional para guiarlo en el camino analizando lo que lo limita y reforzando aquellos aspectos que lo fortalecen haciendo un seguimiento constante de sus cambios emocionales.

La gran novedad que tiene el coaching nutricional es que en este enfoque el protagonista eres tú y con la ayuda del coach aprenderás a hacerte responsable del proceso obteniendo pequeños éxitos cada día hasta lograr la meta establecida.

Cómo trabaja un coach nutricional

La disciplina del coaching nutricional solo es posible si existe la ayuda del coach nutricional, un profesional preparado y capaz de brindar apoyo emocional además de hacer un acompañamiento constante durante el proceso de pérdida de peso y cambio de un nuevo estilo de vida.

Este acompañamiento junto al cliente lo hace con el fin de ofrecerle las herramientas necesarias para que le ayuden a integrar nuevos hábitos alimenticios basados en una sana alimentación.

Cuando un coach nutricional comienza su trabajo propicia en el paciente un proceso de diálogo interior positivo que se transforma en un cambio de actitud independientemente de la dieta que esté realizando, observando con detenimiento a la alimentación como un proceso que repercute en todo nuestro cuerpo y también en la mente las cuales actúan de forma integral como uno solo.

El coach nutricional identifica cuáles son las barreras que impiden al cliente mantener hábitos saludables a largo plazo diseñando un plan de acción en torno a esos puntos débiles apoyando siempre el trabajo del dietista y del terapeuta.

¿En qué momento acudir a un coach nutricional?        

Muchas veces las personas tienen la voluntad primaria de cambiar sus hábitos alimenticios pero siempre hay factores que lo impiden por mucho que lo deseen.

Por ejemplo, casi siempre tenemos una actitud proclive a cambiar los hábitos alimenticios, leemos todo los que se nos atraviesa, incluso hasta buscamos por voluntad propia ayuda profesional y consejos, y aun así no ponemos en práctica todo lo que sabemos; por otro lado aunque tengamos el tiempo y hasta lo recursos culpamos a la “falta de voluntad” para cambiar nuestra alimentación necesitando entonces la guía de un coach para encontrar esa verdadera motivación traducida en objetivos claros y concretos.

También si comes a pesar de no tener hambre confundiendo el hambre física con los deseos emocionales  que generalmente ni recuerdas lo que comiste al pasar las horas.

Los procrastinadores o personas que retrasan todo para el día siguiente son individuos candidatos para recibir ayuda de un coach nutricional, en especial los que dicen “el lunes empiezo” o “ahora no puedo”, así como las personas productos de trastornos emocionales, comen para saciar sus ansiedades o carencias afectivas.

En todos estos casos los coachs nutricionales combinan guías alimentarias adaptadas a la medida de cada paciente y en muchos casos incluye hasta la intervención de otros especialistas como parte del servicio integral al cliente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *